Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Irrumpe la Generación X y la MTV

Irrumpe la Generación X y la MTV

El término generación X se usa normalmente para referirse a las personas nacidas tras la generación del baby boom.

Aunque no existe un rango universal con fechas exactas el término suele incluir a las personas nacidas a principios de los años 1960 hasta aquellos nacidos en los años 80.

El Dr Fabián Sorrentino, fundador de la comunidad Sonría (ex DCLK-Google y Folha de San Pablo), dice que debido al retraso tecnológico de ciertos países, la clasificación dentro de las generaciones se pueden extender algunos años más en Latinoamérica, cuando las personas no han adoptado prontamente las tecnologías, tanto sea por cuestiones económicas, sociales o de hábitos.

A esta generación se le llama de varias formas, las más populares son generación MTV y generación Jones, haciendo alusión al deseo de ser alguien en la vida. Son responsables, se muestran comprometidos y preocupados por el mundo. Los miembros de la generación X son los grandes impulsores de la tecnología, ya que nacieron justo en el boom en el que se dejó de hablar de aparatos eléctricos y botones analógicos para hablar de dispositivos electrónicos, pero aunque gustan por la tecnología, al segmento más longevo de esta generación, el internet, las redes sociales y el comercio electrónico todavía les resulta ajeno. Para ellos el ocio significa salir y encontrarse con personas y disfrutar del aire libre, como paseos, andar en monopatín y el billar, en vez de encerrarse con los juegos muchas horas. Fueron los que aprendieron a jugar en la calle, los primeros usuarios del chat y los últimos en usar pelo largo, la última generación de las botellas de a litro.

A esta generación le tocó vivir la llegada del CD, el PC de sobremesa, el flipper/pinball, el walkman y el fin de los casetes y videocasetes, el nacimiento de Internet y la burbuja punto com en la década de los 90, por eso actualmente parte de esta generación se resiste a utilizar estas tecnologías. Todavía prefieren ir a elegir y comprar música en las tiendas de discos, en vez de pagar y descargarlos. Nacieron en una época de cambios y no necesitan de Internet para vivir sus vidas o divertirse.

Generación X es como denominó el fotógrafo húngaro Robert Capa a la juventud de la post 2da guerra.

Orígen del Término

El término generación X ha sido utilizado a lo largo de la historia para referirse a la juventud alienada. En los años 50, el fotógrafo y periodista Robert Capa utilizó el término para un ensayo fotográfico sobre los jóvenes que crecieron después de la Segunda Guerra Mundial. Su proyecto apareció primero en Picture Post (Reino Unido) y Holiday (EE. UU.) in 1953. Describiendo su intención, Capa dijo “nombramos esta generación desconocida, la generación X, y ni siquiera en nuestra primera aproximación nos dimos cuenta de que teníamos algo tan grande, capaz de enfrentarse a nuestros bolsillos y talentos”.

El término fue utilizado por varias subculturas y contraculturas después de la década de 1950.

El nombre fue popularizado por el escritor canadiense Douglas Coupland con su novela de 1991 Generación X, que trataba sobre los jóvenes adultos y sus estilos de vida a finales de los 1980. Anteriormente, Coupland atribuyó erróneamente en el artículo de una revista de 1989​ el nombre generación X al músico británico Billy Idol, miembro de la banda punk Generation X desde 1976 a 1981, nombrada en el libro de sociología Generation X de 1965.

El término generación X fue relativamente popular entre los medios de comunicación de la década de 1980 cómo forma de designar a quienes eran adolescentes en ese momento asociándolos generalmente con el canal de televisión MTV.​ Esta generación se identifica con la canción Loser del cantante Beck.

Esta generación se vio afectada por el bombardeo del consumismo de los años 1980 y principios de los años 1990, la manipulación del sistema político, la llegada de Internet, cambios históricos como la caída del muro de Berlín, el fin de la Guerra Fría, la aparición del sida entre muchos acontecimientos que crearon el perfil X.

‘REALITY BITES’. En 1994, esta película hizo famosos a Ethan Hawke y Winona Ryder, actores que luego han dado mucho que hablar y que entonces fueron el icono de la ‘Generación X’.

Están menos preocupados por los cargos y más porque su trabajo tenga sentido”. François Gaffinel, director general de Sodexo BI, define así a la Generación X, y quizá puede ser una de las razones por las que los nacidos entre 1966 y 1980 no ocupen los puestos de responsabilidad que por edad y experiencia les correspondería. Marta García-Valenzuela, directora de diversidad de Talengo, compara a los profesionales de este colectivo con los hermanos medianos, “a los que nunca se les presta tanta atención como a los mayores, Baby Boomers, o a los pequeños, Millennials, pero que son fundamentales para que exista una buena convivencia en las familias». Gaffinel añade que “los X establecen relaciones interpersonales y laborales duraderas, mientras que en la Generación Y puede que sean más líquidas e individualistas”.

Para todos los consultados, su capacidad de adaptación es decisiva y no tiene discusión; y que son necesarios parece más que evidente para las organizaciones y no sólo por su carácter. “Las empresas saben que necesitan el cien por cien del talento de su plantilla y saben que los miembros de la Generación X tienen un alto riesgo organizativo, es decir, que si abandonan la compañía pueden generar un riesgo al ocupar posiciones críticas”, advierte García-Valenzuela.

Las compañías no pueden permitir que los ‘X’ se vayan porque algunos ocupan posiciones críticas

Sandoz o Meta4 no han pasado por alto este dato pero, por otra parte, también son conscientes de que esta generación se enfrenta al techo de los Baby Boomers para avanzar posiciones y que eso puede desmotivarlos y minar su fidelidad. Francisco de la Calle, director de recursos humanos de Sandoz, explica que en su caso “el reconocimiento público de los logros, la retribución, centrar el foco en la persona, el fomento de los planes de conciliación y promover la movilidad horizontal dentro de la organización” son las herramientas para aumentar su compromiso. María José Fraile, directora de recursos humanos de Meta4, destaca una consecuencia de su gran capacidad de adaptación: “Son multifuncionales. Tienen un nivel de conocimiento elevado y hacen perfectamente de puente entre dos generaciones que también son clave. Y por esta coyuntura y su evolución en las empresas no sólo están aumentando su empleabilidad, también están emprendiendo”. Gaffinel afirma que “la Generación X es la mejor preparada sin excepción, según me han informado en España y también en Francia”.

Adaptativos, no nativos

La manera en la que se han formado las distintas generaciones puede tener mucho que ver en su comportamiento. Daniel Peña, Marta Colomina y César Álava son el director de I+D, directora de desarrollo de negocio y director comercial, respectivamente, de Apertia, una consultora de empresas. Sus investigaciones demuestran que si bien los Baby Boomers han tenido una formación más estática y el 5% ha sido más informal; en los X, el 5% de su aprendizaje procede de sus jefes y un 80% es formal. “El cambio en los Millennials es exponencial: el 70% de su formación la adquieren en las redes sociales, entornos que consideran naturales, el 20% la obtienen a través de coaching y el resto es formal. Lo que marca la diferencia entre los Baby Boomers y los Y es la aparición de internet; los X se han adaptado al uso de las nuevas tecnologías, pero también bucearon en las enciclopedias como sus padres».

Esta adaptación tecnológica no es más que una de las que han vivido los X. Elena Cascante, presidenta de Generacciona y socia directora del Observatorio Generación &Talento, explica que “esta generación fue mayoritariamente alentada a estudiar y formarse en la universidad, por lo que ha vivido la competitividad desde entonces.Mejor formados que sus progenitores, aterrizaron al trabajo con altas tasas de paro, sufrieron los contratos basura desde el principio y el fenómeno de la sobrecualificación ‘licenciados para todo’. Muchos iniciaron sus carreras siendo mileuristas y hoy, con 40 años de media, lo siguen siendo sin perspectivas de crecimiento salarial por la crisis actual”.

Su historia y haber pasado por épocas de bonanza y de crisis les hace muy atractivos para los mayores y los más jóvenes porque, como señala García-Valenzuela, “son capaces de entender las motivaciones y la ambición de los Baby Boomers y no juzgarles con la dureza con la que les juzgan los Millennials. Su mayor característica es la diplomacia corporativa, esa capacidad para entender e interpretar a las dos generaciones con las que conviven». Pero ambición de poder no les falta: “Puede que lo relativice más que los Baby Boomers, si bien son más ambiciosos que los Y, a quienes ven un poco desastre”, concluye Gaffinel.

De casetes, tocadiscos y iphone

Escucharon los casetes, fueron los reyes del vinilo y fliparon con el iphone. La adaptación forma parte del ADN de la ‘Generación X’ que, además tiene otras cualidades.

  • Poseen cierta frustración y ansiedad. En lo profesional empiezan a creer que el futuro no les va a deparar las carreras que soñaron y en lo personal quieren tener ahorros, cuidar de sus hijos.
  • Se comprometen lo que creen justo, pero mantienen cierto punto escéptico.
  • Crecieron en entornos con fuertes valores, por lo que son personas solidarias, comprometidas, con amigos de toda vida y burgueses o todo lo contrario.
  • Son menos jerárquicos que sus predecesores y dan menos importancia a la jerarquía y si sus jefes son hombres o mujeres.
Recomendaciones para trabajar con integrantes de la generación X:

1) Valorar el talento y la experiencia de vida que poseen, hacerles notar que el resto puede aprender de ellos.

2) Reunirse lo necesario, y comunicarse preferentemente a través de medios tecnológicos

3) Ofrecer flex-time o equilibrio entre vida laboral y personal.

4) Dejar que trabajen en libertad, empoderarlos que sean tomadores de decisión.

5) No manejarse a través de órdenes, el clima debe ser distendido e informal.

6) Ofrecerles no los beneficios que se da a todos los empleados sino algún beneficio a medida, por ejemplo trabajar por objetivos, y tener una laptop o teléfono móvil pagados por la empresa.

7) Si no tienen persona a cargo, asignarles a un junior para que pueda asisitirlos y puedan capacitar

Compilado por el Dr Fabián Sorrentino
Fuentes: Wikipedia y Fonse Mateos, en Expansion.com y LosRecursosHumanos.com

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.