Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Deja de Reaccionar

Deja de Reaccionar

En química, la reactividad es la capacidad para reaccionar en presencia de otras sustancias. Lo mismo sucede en el plano humano cuando entra la psicología y el lenguaje de por medio.

El lenguaje es un generador de realidad, te invito a descubrir como eres en función de como te expresas.

Las personas reactivas, las que esperan que algo pase para actuar, están expuestas a que otros elijan por ellos, se quitan poder, lo echan fuera, ellos no son culpables, son los demás.

Las personas proactivas actúan, buscan su propio destino, se enfrentan a los retos.

¿Qué es ser Reactivo?

Una persona reactiva es aquella que, como la palabra lo indica, espera a que las cosas sucedan para reaccionar. Es así como alguien reactivo que tiene una propuesta de negocios, la envía a los posibles socios financieros y deja pasar el tiempo esperando a obtener alguna respuesta de ellos. Alguien con personalidad reactiva se amolda a los hechos o situaciones tal y como suceden, por ejemplo, logra sacar un producto al mercado, pero luego deja en manos de sus clientes las ventas del producto, lo que puede perjudicar seriamente el éxito del producto.

El producto necesita ser presentado al público objetivo, es importante hacerles saber de qué manera les beneficiará su consumo, dónde pueden encontrarlo y convencerlos de que lo compren. Para ello no se puede esperar a reaccionar ante la respuesta del público al probar tu producto, por eso un emprendedor reactivo tiene mucho en su contra y alcanzar el éxito le puede ser mucho más difícil de lo que puede ser para uno proactivo.

Entre lo proactivo y reactivo, La conducta reactiva se ve influenciada por las emociones, cediendo el control ante las circunstancias, las condiciones o por el entorno. En pocas palabras, una persona reactiva mantiene una actitud pasiva ante la vida, culpando a los demás o a las circunstancias, a todo lo que le rodea por sus fracasos y no piensa en que su actitud puede ser la causante de que no logre el éxito que busca.

¿Qué es ser una persona Proactiva?

La personalidad proactiva es aquella por la cual una persona toma las riendas de su conducta de manera activa, no se sienta a esperar que las cosas sucedan, a que llegue la respuesta, él hace que sucedan. Por ejemplo, si presentó una idea de negocio a posibles socios financieros, él no esperará meses por conocer la respuesta, no se conformará con enviarla por correo electrónico o con tener una conversación telefónica con esos posibles socios. La persona proactiva buscará una interacción directa con esos posibles socios para convencerlos cara a cara de que su propuesta es la mejor inversión que podrán hacer.

Un emprendedor proactivo procura tener la iniciativa buscando siempre que las cosas sucedan en lugar a esperar que caigan del cielo. No se trata de ser hiperactivo, ser proactivo no quiere decir que se actúe por impulso o motivados por una emoción, no es necesario que un individuo proactivo sea el más rápido en actuar, sino el que pone más empeño en que suceda aquello que se quiere.

Si obtiene una negativa por respuesta, no culpa a las demás personas ni al entorno o al clima por lo sucedido, analiza el porqué de la negativa, mejora su propuesta para que en la próxima oportunidad no exista un no por respuesta. Una actitud proactiva implica no dejarse afectar por las emociones, lo que no quiere decir que te debas convertir en una persona insensible, sino que entiendes que actuar por impulso emocional posiblemente no te conduzca a nada, sino a la frustración.

Aprendiendo a diferenciarlos

* Las Personas Reactivas:
– Se ofenden rapidamente.
– Culpan a los demás.
– Se enojan y dicen cosas que después lamentan.
– Se quejan y lloran.
– Esperan que las cosas sucedan.
– Cambien unicamente cuando no les queda otra.

Y se expresan así :
– Es que yo soy así.
– Lo intentaré.
– No hay nada que pueda hacer.
– Tengo que hacerlo.
– No puedo hacerlo.
– Me arruinaste el día.

* Las Personas Proactivas:
– No se ofenden rapidamente.
– Toman la responsabilidad sobre sus decisiones.
– Piensan antes de actuar.
– Vuelven a hacer el intento cuando sucede algo malo.
– Siempre hayan la forma de que las cosas sucedan.
– Se centran en las cosas en las que pueden hacer algo, y no se preocupan por aquello donde no tienen
ningún control.

Y se expresan así:
– Lo haré.
– Puedo mejorar.
– Analicemos todas las opciones que tenemos.
– Elijo hacerlo.
– Tiene que haber alguna forma.
– No voy a dejar que tu mal humor se me pegue.

¿Y tu eres proactivo o reactivos? ¿Donde te gustaría estar?

Compilado por Fabián Sorrentino de las siguientes fuentes: Wikipedia. The coaching worldRevista más y mejor.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.