Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
¿Cómo la sonrisa alimenta la Inteligencia?

¿Cómo la sonrisa alimenta la Inteligencia?

Qué la vida te SONRIA! – en busca de las fuentes de Investigación que nos permitan valorar el poder de la alegría. Un desarrollo del Dr. Fabián Sorrentino.

El sólo ejercicio de sonreírle a otro es el mejor disparador de una buena comunicación. Este hecho casi automático no requiere más que tu sonrisa como punto de partida. Cuando una persona SONRIE, se establece un enlace espiritual, la otra persona va por mas…

Los estudios comenzados por el neurólogo francés, Duchenne de Boulogne en 1862.” declaran que una sonrisa falsa o no sincera sólo involucra a los músculos de la boca y labios… mientras una sonrisa sincera activa además los músculos que rodean a los ojos”. Si bien el Dr. Duchenne trató la cuestión de las contracciones musculares y el sometimiento de ciertos músculos al control de la voluntad, nunca intentó explicar por qué ciertos músculos y no otros, se contraían bajo la influencia de ciertas emociones.

En el siglo XX, el psicólogo Paul Ekman vuelve su atención a la “Sonrisa de Duchenne” y señala la relación de esta con un incremento de actividad en la corteza pre-frontal izquierda (parte del cerebro donde residen las emociones positivas tales como la SONRISA). Ekman y sus colaboradores en 1973 demostraron la universalidad de las expresiones faciales, en culturas letradas y no letradas. Entre las letradas se encontraban: EEUU, Japón, Brasil, Chile y Argentina. La experiencia consistía en mostrar 30 fotografías de los rostros de 14 personas que expresaban 6 emociones primarias: alegría, miedo, sorpresa, tristeza, ira/enfado y asco. Los resultados revelaron que dichas emociones, especialmente la de alegría, fueron asociadas de la misma forma por la mayoría de los sujetos encuestados. Inclusive en las culturas no letradas tales como Borneo y Nueva Guinea. Simultáneamente Giorgi LozanovIván Barzakov y Abraham Maslow comenzaron a aplicar los beneficios de este descubrimiento para mejorar la calidad educativa.

Michael Szpir dice en el artículo: “El cerebro sonriente” (The Smiling Brain) del American Scientist marzo-abril de 1994: “El movimiento de la parte lateral del orbicularis onculi implanta un sentido de verdadera alegría opuesto al movimiento zigomático mayor que refleja tristeza, decepción, desilusión”. Otro artículo de Jody Shields: “Sonríe; ¡es bueno para ti!” (Smile: it’s good for you! ), que apareció en Vogue, Dic 1991, dice: “Las personas pueden crear un ambiente alegre y lleno de felicidad con el simple acto de sonreir. Sonreir provoca una carga electrónica en el cerebro, que produce alegría y transmite este sentimiento a las personas que miran a quién sonríe”. Como sintetiza Eletta Robles, la sonrisa es un rayo de sol directo al alma. “La felicidad humana no es producto de los grandes acontecimientos de la vida, sino de las pequeñas vivencias cotidianas”, escribió Benjamin Franklin en su autobiografía. Casi dos siglos después de que muriera este sagaz político y científico, los expertos le siguen dando crédito.

Según los sociólogos David Myers y Ed Diener, las desgracias y los golpes de fortuna ejercen una influencia pasajera sobre el estado de ánimo, que suele regresar a su nivel habitual, como muy tarde, al año de un fallecimiento en la familia, de un premio en la lotería, de un salto profesional… o a partir de una simple SONRISA.

La psicóloga Jo Anne Bachorowski y su colega Michael J. Owren afirman que la risa surgió de la necesidad de establecer códigos corporales que permitieran a los seres humanos comunicar y establecer alianzas sin que mediara el lenguaje hablado. Al principio bastaba con la sonrisa. La sonrisa permitía a nuestros ancestros expresar una buena disposición hacia los demás. Pero como sabemos, la sonrisa puede ser falsificada. Se puede sonreír en casi cualquier estado de ánimo. Entonces la risa, mucho más difícil de falsificar, hizo su aparición. La risa, con su esfuerzo vocal y gestual, es un heraldo mucho más sincero de la simpatía que la sonrisa.

20-3
Los 20 beneficios directos de una sonrisa

La sonrisa es una conexión que atraviesa los diferentes planos: físico, mental y almático, lingüístico social y espiritual.
1 – Nos conecta al comenzar el día de una forma agradable, ya que inconscientemente nuestro cerebro y mente funcionan mejor cuando sonreímos.

2 – La sonrisa favorece nuestras relaciones con los demás. Una sonrisa es atrayente, todo lo contrario que un ceño fruncido.

3 – Nos ayuda en nuestro trabajo. A hacer las cosas de manera positiva contribuyendo a hacerlas mejor.

4 – Sonreír nos hace más confiables. Una sonrisa genuina brinda un mensaje muy claro: “me siento bien y estoy abierto a la cooperación”. Un estudio realizado en el 2001 demostró, en un juego de negocios basado en la confianza, que las personas que sonreían resultaban un 10% más confiables.

5 – Sonreír para obtener indulgencia. Cuando algunas personas hacen algo inadecuado en algunas ocasiones miran al otro sonriendo. ¿Por qué? Según una investigación realizada en el 1995 en realidad sonreír después de haber roto una regla puede ayudarles a obtener la indulgencia; sin importar si es una sonrisa falsa o no. La razón subyacente siempre es que tendemos a valorar como más confiables a las personas que sonríen.

6 – Reír para minimizar el dolor. Aunque parezca un contrasentido, lo cierto es que reír ante una situación que nos causa dolor (fundamentalmente emocional), nos ayuda a recuperarnos del mismo. De hecho, para explicar este fenómeno existe la teoría de la retroalimentación facial según la cual cuando nuestro cerebro percibe una sonrisa (sin importar que esta sea falsa), es como si sintiese que todo anda mejor y, a su vez, emite las señales de recuperación. En resumen, que la sonrisa sería un pequeño truco para engañar al cerebro y hacernos sentir mejor a nosotros mismos.

7 – Sonreír para crecer en nuestro poder de reflexión. Cuando estamos nerviosos nuestra atención se reduce, dejamos de percibir adecuadamente lo que nos rodea y nos encerramos en nosotros mismos. Definitivamente la ansiedad no es una buena compañera de la creatividad ya que no nos permite focalizarnos en las ideas periféricas al problema. No obstante, según una investigación realizada en el reciente 2010 sonreír aumenta nuestra capacidad atencional, nuestra flexibilidad mental y la capacidad para pensar de manera holística.

8 – Contribuye a relajarnos. Los inconvenientes del día a día se vuelven menos pesados.

9 – Mejora notablemente nuestro atractivo físico. Una sonrisa produce un efecto devastador en el otro sexo. Una investigación realizada en el año 1985 mostró que la sonrisa de las mujeres tiene un toque mágico. Analizando el comportamiento entre hombres y mujeres en un bar se apreció que cuando las mujeres establecían contacto visual sin sonreír, solo se acercaban a ellas el 20% de los hombres. Cuando el contacto visual iba acompañado con una sonrisa, el número de acercamientos masculinos ascendía al 60%. Eso sí, vale aclarar que en los hombres el poder de la sonrisa no es tan magnético.

10 – Reír para esconder lo que pensamos. Hace algunos años en Psicología se acuñó el término: sonrisa Duchenne para indicar las sonrisas verdaderas que implican un movimiento de los ojos mientras que en las sonrisas falsas solo se aprecia un movimiento de la boca. Antes se pensaba que las personas comunes no eran suficientemente expertas (como los actores) para emitir sonrisas falsas que pasasen por verdaderas. Sin embargo, nuevas investigaciones han demostrado que, de hecho, el 80% de las personas puede engañar con su sonrisa.
Así, sonreír también es una herramienta para esconder lo que pensamos. Eso sí, debemos tener cuidado en mover los ojos contemporáneamente con la boca y responder inmediatamente ya que se conoce que las sonrisas falsas tardan más en aparecer y se quedan en el rostro durante más tiempo.

11 – Es contagiosa, al igual que el mal humor. Puede invitar a sonreír a los demás.

12 – Los sufrimientos físicos y mentales se vuelven más pequeños. Los granitos de arena no se convierten en montañas.

13 – Una sonrisa ayuda a que nuestro cerebro produzca más serotonina y endorfinas, drogas naturales que te proporcionan felicidad. Para quienes no somos médicos, cuando sentimos dolor las endorfinas actúan como analgésicos endógenos inhibiendo la transmisión del dolor al cerebro y la serotonina elimina los problemas para dormir, estados de agresión, depresión y ansiedad e incluso las migrañas. Para aliviar el dolor de los pacientes luego de algún accidente grave los doctores recetan una serie de drogas llamadas “Pain killers” o “analgésicos” que alivian el dolor del paciente porque logran mejorarle el ánimo. Así que sonreír es tu propia droga natural, libre de riesgos y de efectos secundarios.

14 – Sonreír levanta las zonas caídas de nuestra cara y nos hace lucir más jóvenes.
Para aquellos que, aquí entre nos, desean lucir más jóvenes para ocultar su sabiduría sonreír es básicamente un “lifting” natural. Es decir, que hace que esas arrugas de las que su llegada te atormenta tanto tengan menos probabilidades de llegar, pues los músculos que usamos para sonreír hace que la piel de nuestra cara se levante y parezcamos más jóvenes. Así que cuando pienses en hacerte un “lifting” o “rejuvenecimiento facial” y estés buscando sobre todos los efectos secundarios que ésto trae y su duración y su precio y planees el explicar cómo lograste verte más jóven sin ningún método en tan corto tiempo (sí, anja…) pues puedes pensar primero en éste tip y sonreír. Será más barato, más fácil y más beneficioso.

15 – Sonreír genuinamente revela tu autenticidad.
Las personas que sonríen son más notorias, resultan más confiadas y accesibles en una reunión casual. Si sonreímos durante el trabajo también lograremos que nuestro entorno nos trate de forma distinta y agradable porque hacemos que ellos se sientan de esa forma. Al sonreirle a un docente hacemos que su clase nos sea más amena y agradable, porque él se sentirá así… lógico, ¿no? Podemos ganar muchas cosas para todos siendo genuinamente auténticos, así que ¡sonriamos en nuestro camino hacia el éxito!

16 – Una sonrisa atrae las cosas positivas de la vida.
Es como un imán tanto para las personas como para todo tipo de cosas inmateriales: suerte, alegría, gozo,… y todos podemos hacerlo sin discriminación, ya que no se requería de nada más que una sonrisa. About.com nos da éste pequeño y brevísimo ejercicio para demostrar éste beneficio.
Sólo tienes que sonreír… vamos, hazlo, no sólo leas, acciona … bien, espero que estés sonriendo, aguanta esa sonrisa, aguántala, aguántala un poco más, bien… ahora piensa en algo negativo, ¿se te fue la sonrisa? Es bastante difícil perder una sonrisa, ¿no? A mí me sucedió que sonreí, pensé en algo negativo (lo rebusqué en la mente porque no se me ocurrió rápidamente) y lo único que pasó fue que me reí. cuéntame que te paso de un comentario. Así que ya sabes cómo científicamente y empíricamente sonreír es beneficioso para ti y tu salud.

17 – Sonreír mejora tu sistema inmunológico.
El sistema inmunológico es nuestro sistema de defensa contra las enfermedades. Sonreír lo mejora relajando el cuerpo y la mente haciendo que todo trabaje mejor incluso nuestra recuperación de un estado post-enfermedad.

18 – Sonreír es la prueba de nuestra valentía que cambia nuestro humor.
Un poco obvio, ¿cierto? No tanto. Cuando estás deprimido lo más probable es que sólo pienses en los problemas que tienes, y con razón. Pero también podrías hacerte sentir mejor a ti mismo, no cambiaría tus problemas, pero definitivamente cambiaría la forma en cómo los ves. La próxima vez que te sientas deprimido forzarte una sonrisa, escoge a un desconocido al azar y sonríele para ver cómo reacciona o sólo recuerda la vez que tus amigos te tiraron a la piscina y tenías tu celular, dinero y documentos encima (claro, si eso te da buenos recuerdos).

19 – Te hace más empático frente a los demás: comprendes sus situaciones y te ayuda a se más paciente con ellos.

20 – Facilita la comunicación personal, con los otros y con la fuente creadora.
Es una de las mejores maneras de realizar un primer contacto con alguien. Su poder de comunicación es enorme y debe ser aprovecharlo a favor. El papa Pío XII, un santo de la era moderna, recomendaba rezar con una sonrisa u orar sonriendo. Años después la ciencia demostró los beneficios de la sonrisa, beneficios ampliamente potenciados en un estado de oración.

20-1
¿De dónde surge la risa?

Edward del Bono, autor del pensamiento lateral dice acerca del Humor: “La estructura hace que la mente actúe linealmente, la única actitud espontánea del pensamiento lateral es el humor. La salida de la risa es oblicua. Te reís cuando descubrís el camino de la solución al origen… cuando te cae la ficha”.

Registrar la energía de la sonrisa es un hábito poco común y muy valioso. Con la meditación taoísta se pone el foco en la energía de la sonrisa. Y así es como se crea una huella, un registro difícil de borrar producto de un estado de SONRISA Interna.

La BBC cuenta con un test  para ver si somos capaces de discriminar las sonrisas falsas de las verdaderas, realizado por Paul Ekman.
Qué la Vida, te SONRIA 😉

Fuentes Consultadas:
Gracia Anguita, Yoana Montero y Olga Varadé: Las necesidades educativas para la integración
Dr. Iván Seperiza Pasquali – Mensaje de 2002 – Quilpué, Chile
Abiel Guerra: La Fisiología de la Felicidad – Boletín de NEUROING, Febrero-2001
Azucena García: Guía del Ocio – Setiembre 2002, España
Robert Basic: a Juego con los Ojos – 2002 España.
Helena Álvarez de Arcaya Ajuria: Universidad de Alicante – España
Ekman, Paul: 1969 “The repertoire of non-verbal behaviour: categories, origins, usage and coding”, en A. Kendon (ed.)
1973 – Darwin and facial expression. 1973 New York, Academic Press
1981 Non-verbal communication, interaction, and gesture. Selections from Semiotica. The Hague, Mounton Publishers
Cristina Marchesan. Concepto del nacimiento de la risa.

Nota Complementaria:
¿Cómo distinguir entre la Risa y la Sonrisa?
http://www.sonria.com/risa-sonrisa/

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Es Posible Cultivar la Sonrisa? | Fundación Sonría - […] Siga leyendo: ¿Cómo la sonrisa alimenta la Inteligencia? Qué la Vida, te SONRIA ? […]
  2. ¿Cuánto Cuesta una sonrisa de Oro? | Fundación Sonría - […] Notas Relacionadas: ¿Cuánto cuesta una sonrisa de Oro? ¿Cómo la sonrisa alimenta la Inteligencia? […]

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.