Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Liderazgo y Resiliencia

Liderazgo y Resiliencia

Para validar la relación entre liderazgo y resiliencia, es necesario tener en cuenta cómo el papel del líder influye sobre la organización y que estos sepan cómo se deben afrontar las dificultades que se presentan a diario en la vida laboral. Declara el Dr Fabián Sorrentino en su entrenamiento para Mentores.

Los comportamientos de liderazgo tienen un efecto sobre el nivel de resiliencia en una organización, muchas veces mediados por su efecto en el clima organizacional. como lo muestra este trabajo publicado.

Limitar la resiliencia a nuestra capacidad para adaptarnos positivamente a situaciones adversas, deja afuera la perspectiva de cambio que el concepto implica. Su potencial está en la capacidad para superar las disrupciones y crisis, en su dinamismo y la oportunidad de crecimiento que aporta el Líder.

0 Hacernos Cargo en lugar de quedarnos analizando la situación

Cuando hablamos de hacernos cargo, nos referimos a vernos como protagonistas responsables de generar, la actitud a transformar, en nuestra propia vida.

Comenzar reconociendo que nuestras creencias están siendo una limitante para la superación. Así es como somos capaces de reconocer nuestras debilidades y fortalezas, registrándolas para tenerlas disponibles y luego entrenarlas.
A través de este escaneo de nuestro estar siendo, nos concientizamos, abriéndonos a declarar un Basta, a aquello que nos resulta inútil continuar sosteniendo.

1 Asumir un Compromiso que nos edifique como personas

Es la cualidad humana que nos permite crear desde la elección y la acción. Cuando una persona asume un compromiso, la declaración invita a que lo haga con integridad: creo, siento, pienso, comunico y hago en una misma línea.

En esta instancia te proponemos hablar de “comunicar” más que “decir”: Comunicar es más que decir, es estar presente en la conversación chequeando e interpretando a cada momento lo que se está conversando.

2 Construir nuevas Relaciones basadas en una Visión más grande

Relacionarnos con nuestra visión más inspirada y comenzar a palpar los beneficios que puede traernos ese camino para construir una identidad diferente en pos de lograrla; comenzando a vivir con el poder de esa nueva identidad, accionando a partir de ella, en lugar de hacerlo desde quiénes hasta hoy hemos estado siendo.

3 Involucrarse con el Proceso

Es la capacidad de estar accionando hoy, teniendo presente esa declaración que nos impulsa al futuro. Creando los procesos necesarios para alcanzar los compromisos asumidos. Emprendiendo sin temores ni excusas.

4 Desarrollar un Lenguaje Generativo

Dejar de hablar para justificar las recurrencias y utilizar el lenguaje de manera generativa, despertando a la reflexión y el aprendizaje, operando los actos lingüísticos necesarios para concretar la visión que venimos sosteniendo en la declaración de visión.

5 Gestionar, Liderando en 4D

– Desde uno mismo: Descubriendo nuestro propósito, reconociendo los objetivos, jerarquizando las prioridades para llevar a cabo acciones específicas y enfocadas.
– Hacia los otros: Estableciendo una comunicación asertiva y fluida con aquellas personas que se encuentran influenciados por nuestro liderazgo para coordinar acciones de manera efectiva y precisa.
– Con los otros: aprendiendo a compartir el liderazgo y las decisiones, llevando a la práctica la comunicación efectiva para la concreción de resultados. Trabajando en equipo y desde el paradigma de ganar- ganar.
– Para los otros: Comprendiendo la posibilidad del liderazgo en red y cómo nuestra manera de relacionarnos con los otros influye en nuestra vida acompañando nuestros propios procesos. Ser mi propósito. 

6 Facilitar desde el Ejemplo y una conducta de Servicio

Enseñar a otros desde lo que hemos aprendido es la clave de un aprendizaje perdurable. Esto implica asumir el Compromiso y la Conciencia Social de mentorizar a otros en el camino. Haciéndolo con Fe y un corazón generoso. Recuerda que la gratitud es la virtud de las almas nobles.

7 Innovar para la Transformación

La resiliencia es un proceso de innovación disparado por la necesidad de atravesar las circunstancias y superarnos. Sin innovación, no hay trascendencia. Sin trascendencia, no hay futuro.

Vea todos estos atributos juntos en un discurso colocado en la película sobre su vida.

Finalmente desde mi práctica de los atributos sintetizados en este artículo te comparto mi compromiso personal asumido como mentor de procesos de una organización en Argentina. Lo he dado a llamar: mi contrato profesional con la vida. Y su primer aparición data de 1995 en la Universidad Kennedy.

A continuación te invito a que tu hagas lo mismo, en cualquiera de las ocho dinámicas por las que transita tu vida.

Una desarrollo del Dr Fabián Sorrentino. Creador del Modelo MƐT® Este artículo es parte de la currícula de la Carrera de Coaching & Mentoring de Ser.Red. Y una extensión bibliográfica del Manual del Mentor.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.